Wiki Terapias Naturales

Factores clave para trabajar de masajista

Hay tres factores clave para trabajar de masajista que definitivamente querrás tener en cuenta al iniciar tu propio negocio.

¿Estás pensando en trabajar como Masajista/Terapeuta? ¡Hay tres factores indispensables!

¿Estás reflexionando sobre trabajar como Masajista/Terapeuta? «Muy bien. Terminé mi formación profesional como Masajista/Terapeuta. ¿Y ahora qué? ¿Cómo empiezo?»

3 Factores clave para trabajar de masajista

Estas dudas son bastante habituales para cualquiera que se plantee iniciar una actividad en este ámbito, pero lamentablemente no todos los cursos de formación proporcionan las herramientas mínimas para dar los primeros pasos…

Hay un momento en el que podemos pensar: «¿Por qué no iniciar una carrera profesional como Masajista o Terapeuta?».

Si estás planteándote comenzar una actividad profesional como Masajista o Terapeuta, ¡no debes olvidar estos tres factores esenciales para tu éxito!

¡Comenzar una nueva actividad profesional como Masajista/Terapeuta puede ser un momento de mucha ansiedad e ilusión!
No es solo una oportunidad para empezar a trabajar como Trabajador Independiente o Emprendedor Individual sino que, desde una perspectiva más amplia, tendrás la oportunidad de ayudar a muchas otras personas a tener una mejor calidad de vida.

¡En tus manos tienes la capacidad de hacer realmente algo maravilloso!

Sin embargo, comenzar una nueva carrera profesional también puede dar mucho miedo ya que tendrás que afrontar algunos de tus miedos y miedos… miedos y miedos a los que se enfrentan muchos nuevos emprendedores. Y esto es perfectamente normal. Muchas preguntas te surgirán a medida que desarrolles tu actividad profesional.

¿Quién nunca ha pensado: «¿Qué pasará si paso por todo esto (soporto la presión inicial – personal y familiar – tanto económica como emocional) y luego no logro tener clientes que lo justifiquen?» o «¿Qué pasa si no gano suficiente dinero para mantener el negocio?»… «¿Y si…? ¿Y si…? ¿Y si…?»… Si buscas mejorar tu empleabilidad consulta el pack de empleabilidad de ESPS

Como este tipo de inquietudes son bastante comunes, algunas pueden superarse fácilmente si estructuras tu actividad profesional de la forma correcta. La forma correcta incluye comprar ciertos productos, y siempre debes estar en condiciones de lograr un alto nivel de éxito con estas opciones.

Hay tres factores clave para trabajar de masajista que definitivamente querrás tener en cuenta al iniciar tu propio negocio.

1. Equipos y accesorios de masaje
Por supuesto, como Masajista o Terapeuta Manual, una de las primeras cosas que comprarás para tu actividad será una camilla de masaje. Hay muchas opciones de calidad en ambos extremos de precio, pero esto también puede ser un proceso que requiere algo de trabajo de investigación y análisis.

La clave está en considerar siempre las características del sofá que serán imprescindibles, aquellas que te facilitarán el trabajo, tanto a ti como a tus clientes.

Por ejemplo, es posible que desees un sofá que sea ajustable. Como sabemos que cada cliente es único, lo ideal es elegir una mesa que pueda moverse hacia arriba y hacia abajo según sea necesario, brindando así una mejor experiencia de masaje sin tener que estirarse demasiado en posiciones que a veces resultan un tanto extrañas o incluso dolorosas.

Elegir una mesa con reposacabezas regulable también puede ser importante, creando mayor comodidad para tus clientes.

También debería querer una mesa que sea lo suficientemente robusta para acomodar a clientes con más peso corporal. Al comprar un producto de mayor calidad, probablemente pagará más inicialmente, ¡pero definitivamente dará sus frutos con el tiempo!

¡Valdrá la pena si puedes hacer esta inversión inicial cuando recién estás comenzando!

Por otro lado, si estás considerando la opción de trabajar en varias ubicaciones, puedes considerar la opción de adquirir también un sillón de masaje como una inversión inicial importante. ¡Esta opción te permite aumentar la variedad del servicio, siendo una excelente manera de promocionar tu negocio en algunos eventos!

A la hora de elegir un sillón de masaje, mantén siempre las manos en el reposacabezas al recibir a tus clientes para evitar que coloquen sus propias manos sobre ese soporte y hagan más fuerza de la necesaria… provocando en ocasiones que el mismo soporte se abandone.

2. Variedad de aceites, lociones y cremas para masajes
Una vez que tenga su sofá, y posiblemente una silla, la próxima compra a considerar serán aceites, lociones y cremas para masajes.

Todo terapeuta debe tener alguna variedad de aceites, lociones o cremas para masajes. El terapeuta siempre debe ofrecer al cliente la posibilidad de elegir entre productos aromatizados o neutros, según la preferencia de cada uno.

Algunos clientes son extremadamente sensibles a los olores. En estos casos, el cliente no querrá que ningún aroma le espere cerca de la camilla de masaje, y el terapeuta debe estar preparado para este tipo de eventualidades.

Además del olor, el tipo de terapia manual también influye en el tipo de aceite, loción o crema a utilizar. Terapias más profundas o prácticas como el Shiatsu no requieren de aceites, para otros masajes lo que será más adecuada una crema o manteca corporal. Por supuesto, en terapias manuales con aplicación de técnicas que requieren mayor capacidad de deslizamiento sobre el cuerpo, una loción más diluida o aceite de masaje ¡a veces incluso mucho! – son la opción más adecuada.

En lo que respecta a aceites, lociones y cremas, te sugerimos que te prepares para poder realizar pedidos frecuentes, manteniendo siempre un nivel de stock razonable para que no te pillen «desprevenido».

3. Materiales de marketing
Esta es una de las áreas que la mayoría de masajistas o terapeutas aún descuidan, pero que puede contribuir decisivamente al éxito de su actividad profesional. Después de todo, ¡tus futuros clientes solo podrán solicitar tus servicios si saben que existen y dónde están disponibles!

Incluso si estás iniciando tu actividad trabajando en un espacio ya existente, promocionar tus servicios también debe ser tu responsabilidad. Muchos terapeutas piensan que por trabajar en lugares ya establecidos los clientes acabarán apareciendo… pero no siempre es así, y será mucho mejor si cada parte contribuye a la misma promoción de los servicios.

Por lo tanto, necesitarás un Plan de Marketing para que puedas promocionarte a nivel personal como Masajista o Terapeuta.

Uno de los primeros aspectos a considerar en cuanto a materiales de marketing será la Tarjeta de Presentación. Hoy en día es posible disponer de tarjetas de visita a precios increíblemente bajos y con una calidad de impresión razonable. Incluso puedes tener tu propio diseño y logotipo, y siempre debes incluir tus datos de contacto preferidos. Sin embargo, entregar la tarjeta a un cliente no siempre es suficiente para que vuelva otra vez…

Es extremadamente importante no solo entregar su tarjeta de presentación, sino también promocionar sus servicios a través de pequeños folletos o folletos y crear una lista de correo electrónico. De esta manera podrás mantener contacto con quienes estén interesados ​​en tus servicios, enviándoles correos electrónicos periódicos con consejos útiles de salud y manteniéndolos actualizados sobre tus servicios.

Iniciar una actividad profesional puede ser bastante divertido, pero también puede dar un poco de miedo. Así que, siempre que te sientas demasiado ansioso o inseguro sobre cómo empezar, sigue este útil consejo del tenista Arthur Asher: «Empieza donde estás. Usa lo que tienes. Haz lo que sabes y puedes hacer». Dicho así parece bastante sencillo, ¿no?

Deja una respuesta