Wiki Terapias Naturales

Remedios naturales para la Diabetes

Hiperglicemia y cáncer

Aprende más sobre la diabetes y los Remedios naturales para mejorar la Diabetes

La diabetes es una enfermedad del metabolismo y se caracteriza por la presencia de elevados niveles de glucosa en la sangre.

De sebe principalmente a la no producción de insulina o sobreproducción de ella, o por no surtir efecto en su propósito de regular la glucosa en el organismo.

¿Qué es La diabetes mellitus (DM)?

es una enfermedad metabólica crónica, que puede tener varias causas y resultados de diversos cambios fisiopatológicos que conducen a una elevación permanente de la glucosa en sangre (concentración de azúcar en sangre).

Este aumento se debe esencialmente a defectos en la acción normal de la insulina y/o a su falta. La incidencia está creciendo y afecta alrededor del 13% de la población adulta portuguesa. Se estima que hay alrededor de 400 millones de personas con diabetes en todo el mundo y las cifras siguen aumentando.

El azúcar es necesario para el metabolismo celular. Para ser transportada hasta allí, el páncreas produce insulina, una hormona que captará la glucosa del torrente sanguíneo y la llevará a las células de todo el cuerpo donde será utilizada como energía. Cualquiera puede padecer esta enfermedad, sin embargo la exposición a factores de riesgo puede aumentar la probabilidad de su aparición.

Alrededor del 90% de los casos de diabetes se clasifican como diabetes tipo 2. Este tipo afecta principalmente a adultos y personas mayores, con sobrepeso u obesidad, sedentarias y con estilos de vida poco saludables, y suele haber antecedentes familiares.

La diabetes tipo 1 es mucho menos común y esencialmente resulta de la destrucción repentina e irreversible de las células pancreáticas, generalmente debido a una inflamación autoinmune.

Estos pacientes son generalmente adolescentes o adultos jóvenes.

En las mujeres embarazadas, el nuevo entorno hormonal, asociado al exceso de peso, el sedentarismo y una dieta desequilibrada, puede producir un tipo de diabetes propia del embarazo, denominada diabetes gestacional. Por lo general, se controla únicamente con dieta y actividad física, pero puede requerir tratamiento con insulina. Los principales problemas de este tipo de diabetes, cuando no se controlan, son las complicaciones fetales y del parto.

Síntomas
Los síntomas son causados ​​por la cantidad de azúcar en la sangre, ya sea asociado a un aumento de su nivel (hiperglucemia) o a una disminución del mismo (hipoglucemia).

Síntomas de hiperglucemia
La hiperglucemia puede ocurrir en diabéticos mal controlados o cuando se consume una gran cantidad de azúcar. Esta condición puede causar visión borrosa, sequedad de boca, sudoración excesiva y cansancio.

Síntomas de hipoglucemia.
La hipoglucemia generalmente ocurre en personas diabéticas que utilizan medicamentos para controlar la enfermedad, ya sea insulina o antidiabéticos orales. Esta condición puede resultar de la toma de medicación excesiva o incorrecta, ayunos prolongados o ejercicio físico inadecuado. Los niveles de azúcar en sangre no deben ser inferiores a 70 mg/dl. A la hora de tomar medicamentos para controlar la enfermedad, es necesario prestar mucha atención a la alimentación para que los niveles de azúcar no bajen demasiado. Cansancio inexplicable, mareos, visión borrosa y dificultad para pensar son los principales síntomas de la hipoglucemia.

Causas
El páncreas libera insulina, la hormona que controla el almacenamiento y uso del azúcar en la sangre. La diabetes ocurre cuando:

El páncreas produce insulina insuficiente o no es capaz de producir insulina en absoluto.
Cuando el cuerpo no responde adecuadamente a la insulina – condición de «resistencia a la insulina»

Es un problema de salud pública que a menudo resulta de la forma en que vive la gente y de los hábitos que tiene. Su incidencia ha ido en aumento. En 2010, alrededor del 34,9% de la población portuguesa de entre 20 y 79 años padecía diabetes o prediabetes y alrededor del 43,6% de los casos no estaban diagnosticados.

Esta enfermedad es responsable de varias complicaciones que reducen la calidad de vida y pueden provocar una muerte prematura. Es una enfermedad que no tiene cura. Sin embargo, los avances en los tratamientos y el conocimiento de la enfermedad permiten a los diabéticos llevar una vida prácticamente normal. A menudo, una alimentación cuidadosa y ejercicio regular son suficientes para prevenir la enfermedad o mantenerla bajo control.

Algunos factores de riesgo son posibles de controlar (modificables); otros no lo son (no modificables).

Factores de riesgo modificables:

Hipertención arterial
Obesidad
La privación del sueño
Estilo de vida sedentario
De fumar
Factores de riesgo no modificables:

Enfermedades del páncreas o enfermedades endocrinas.
Historia familiar
Recién nacido que pesa más de cuatro kilos
Género y edad: Las mujeres mayores de 45 años son las más afectadas
Diagnóstico
Uno de los principales problemas es que los síntomas muchas veces pasan desapercibidos, lo que lleva a un diagnóstico tardío. Para ello es necesario un análisis de los síntomas y factores de riesgo. Generalmente, sólo se utiliza un parámetro para realizar el diagnóstico. Si se utilizan dos, deben concordar y, si no, se debe repetir el análisis dos semanas después del primero.

Tratamiento
Los diabéticos tipo 1 son tratados con insulina (terapia con insulina), que se administra varias veces al día por vía subcutánea desde el inicio de la enfermedad. Esto debe hacerse en conjunto con la vigilancia.

Conoce los niveles correctos de glucosa en sangre y una dieta saludable y ejercicio regular.

Los diabéticos tipo 2 controlan sus niveles de glucosa en sangre con antidiabéticos orales. En ocasiones no es necesaria ninguna medicación ya que en este tipo es posible controlarlo adoptando un estilo de vida saludable, restringiendo alimentos ricos en calorías, fraccionamiento de alimentos, practicando ejercicio físico, medicamentos que faciliten la acción de la insulina y en determinados casos o más. estadios avanzados de la enfermedad, mediante la administración de insulina (si el tratamiento con antidiabéticos orales no es capaz de conseguir los objetivos esperados). La pérdida de peso es esencial para estos pacientes.

Prevención
Aunque no existe cura, un buen control de la glucosa en sangre puede prolongar la vida y evitar complicaciones. La prevención implica tres puntos importantes:

Conocer la diabetes: es importante que el paciente conozca bien su tipo de diabetes, solo así podrá cumplir y mejorar el tratamiento. La forma de afrontar la enfermedad es el principal factor de éxito.
Controla tu nivel de azúcar en sangre: si está dentro de valores normales, tienes menos probabilidades de sufrir complicaciones.
Alimentación: Una de las prioridades de los diabéticos tipo 2 es mejorar los hábitos alimentarios y perder peso. Al ser este uno de los factores de riesgo que más contribuye al desarrollo de la enfermedad y a la aparición de complicaciones, también es uno de los más importantes de controlar. La medicación no es eficaz si los hábitos alimentarios no mejoran.

Existen métodos alternativos para tratarla

La diabetes puede ocasionar otros males en nuestro cuerpo comprometiendo otros sistemas como la visión y órganos como los riñones. Con un cambio en tu régimen alimenticio y unos sencillos remedios, verás el cambio.

Si en algún momento tu glucosa ha rozado el límite normal habrás entendido el riesgo de padecer esta enfermedad. Pero si no estás convencido de los efectos de los fármacos en la mejoría de la diabetes o controlar tu glucosa, debes saber que puedes optar por métodos alternativos de origen natural para mejorar tu calidad de vida.

Alcachofas

¿Existen remedios naturales para la Diabetes? Es conocida por sus efectos para la regulación de la azúcar en la sangre, puedes hervirla y tomar su caldo. O incluir en tu dieta de manera regular.

Mucha Linaza

Puedes encontrar suplementos a base de linaza o en polvo, y por su alto contenido en fibra servirá para metabolizar de mejor manera la glucosa en la sangre.

Agrega 2 cucharadas diarias a tu vaso de agua o jugo. No dejes de tomarla.

Aceite de Bacalao

Algo tan común como el aceite de hígado de bacalao en una dosis de una cucharada diaria pueden ayudarte en el proceso de regulación de la glucosa y grasas en sangre.

No sabe tan bien, pero por sus beneficios podrás soportarlo.

Batido de Apio y Zanahoria

A un vaso de jugo de zanahoria agrega 3 ramas de apio, licua y toma tu batido. Este tipo de jugos naturales surgen efecto para regular las cantidades de azúcar en el organismo.

Acanelado

Con una cucharadita al día de canela en cualquiera de tus recetas bastará. La canela sirve para disminuir la presión arterial y regular la glucosa.

A menos de que sufras de diabetes tipo 1 y necesites mayores cuidados médicos, puedes regular tu glucosa y evitar empeorar tu salud.

Remedios naturales para la Diabetes

Beneficios de los remedios naturales para la Diabetes

Come bien, incluye estos ingredientes a tu dieta diaria, evita la comida chatarra y azucarada, ejercítate y tu calidad de vida cambiará.

GM


Accede a nuestro campus virtual para alumnos presenciales y online: Cientos de cursos y talleres semipresenciales y online con apoyo especial a los alumnos presenciales con secciones especiales:

Escuela de masaje en Coruña   Escuela de masaje en Pontevedra  Escuela de quiromasaje en Santiago de Compostela  Escuela de masaje en Vigo

seccion wiki escuela europea parasanitaria. SECCIÓN WIKI ESPS. Aprende gratis. Cursos Profesionales de la Escuela Europea Parasanitaria. Cursos de masaje, cursos de osteopatia, cursos de acupuntura, cursos de nutricion, cursos de quiromasaje, cursos de osteopatia, cursos de naturopatia, cursos en Coruña, cursos en Vigo, cursos en Pontevedra, cursos en Santiago de Compostela, cursos en Tenerife

Back to list

Deja una respuesta